Dale Cuerpo a tu Salud

Blog dedicado al cuidado de la salud


4 comentarios

Superalimentos “Estrella”

abeja

Alimentos “estrella” procedentes de las abejas

Hola!!!!

En este post de hoy propongo una breve guía con lo que yo llamo “ALIMENTOS ESTRELLA”. Me refiero a alimentos muy potentes y ricos en nutrientes esenciales para nuestra salud. Sugiero el consumo de estos “alimentos estrella” a personas que necesitan un refuerzo en su sistema inmunológico, ya sea porque practican un deporte, o tienen mucha actividad intelectual o viven un estrés a diario por razones familiares, laborales, etc., o sino como estimulante general en determinados momentos del año.

Voy a dividir estos alimentos en 5 grupos. Y los voy a ir publicando a uno por semana, para que vayan de a poco conociéndolos y familiarizándose con ellos. Para conocer la forma de administración de estos superalimentos, mándame un mail o escribe un comentario y te voy contestando. 

  1.  Superalimentos procedentes de las abejas
  2.  Superalimentos verdes
  3.  Superalimentos herbarios
  4.  Superalimentos marinos
  5.  Superalimentos levaduras y hongos

Hoy: Superalimentos procedentes de las abejas: jalea real, polen y propóleos.  

JALEA REAL: La abeja reina se alimenta casi exclusivamente de  jalea real y vive casi cuarenta veces más que el resto de abejas. La jalea real funciona en nuestro organismo como un antibiótico, pero sin ningún efecto secundario. Las investigaciones muestran como la jalea real detiene el crecimiento de bacterias perjudiciales para la salud. Se presenta en forma de líquido o cápsulas.

POLEN: Unos de los mejores remedios naturales. Puede usarse para combatir las alergias, infecciones crónicas, déficit de nutrientes en general. Estimula de una manera espectacular el sistema inmunológico, otorgando una energía extraordinaria. No me canso de recomendar este alimento. Se consigue en supermercados y herbolarios, en forma de gránulos.

PROPÓLEOS: Las abejas utilizan el propóleos para recubrir las paredes de la colmena y esterilizarla. Esta cera evita que las bacterias se multipliquen en el organismo, de forma que puede fortalecer nuestro sistema inmunológico. También mantiene y aumenta la cantidad de bacterias saludables. Es antifúngico, antiséptico y antiinflamatorio. Un antibiótico natural sin duda. Se consigue en farmacias y herbolarios.

La semana que viene, continuará…

Abrazos, Natalia