Dale Cuerpo a tu Salud

Blog dedicado al cuidado de la salud


2 comentarios

Lo prometido en el post anterior!!!!, ¿Cómo preparar yogurt casero?

Hola!!!, lo prometido!! Aquí voy con la receta de yogurt casero:

Esta receta sirve tanto para hacer yogurt de leche de vaca o bien yogurt de soja. Con ambas recetas se obtiene un yogurt delicioso, sano y natural. Un gran alimento para nuestro intestino. Las bacterias del yogurt son muy beneficiosas para restablecer y mantener la flora intestinal. Es una receta fácil y muy económica.

yogurt

Rico, sano y con 1000 opciones para degustar!!!

Ingredientes:

  • 2 cucharadas soperas colmadas de yogurt natural de vaca o cabra o yogurt de soja natural
  • 1 litro de leche de vaca o 1 litro de bebida de soja

Preparación:

Poner a calentar el horno a temperatura de 50º.

Poner a calentar la leche en una olla, cuando veas que la leche se empieza a mover, justo antes de empezar a hacer ebullición, apagas el fuego. Dejas enfriar un poco hasta que esté tibia (15 minutos aproximadamente). Una forma de saber cuando está lista es meter el dedo meñique dentro, tenemos que sentirla que no quema pero tampoco que está fría. Es muy sencillo. Ahora es momento de introducir el yogurt natural, con dos cucharadas soperas colmadas es suficiente. Mezclamos bien y a continuación, vertemos el yogur en frascos de cristal y tapamos bien. Apagamos el horno, arropamos con mantas los frascos de cristal y los dejamos dentro del horno 8 horas aproximadamente. Sacamos del horno y metemos en la nevera hasta que cojan frío. Una vez ya hechos se les puede agregar lo que queramos, frutas troceadas, miel, mermelada, cacao, frutos secos, muesli del desayuno, etc.

Para volver a preparar yogurt, no hace falta volver a comprar yogurt, se puede utilizar del mismo que nos queda, al menos unos 8 veces sin perder el sabor ni las propiedades.

Que aproveche!!!

Un saludo,

logo


2 comentarios

Curiosidades y mitos sobre alimentación, hoy: probióticos, prebióticos y el mito del Actimel…

Hola Lector@s, hoy en la categoría de CURIOSIDADES Y MITOS SOBRE ALIMENTACIÓN voy a hablar sobre: probióticos y prebióticos. ¿Qué son exactamente? ¿En qué se diferencian? ¿Son realmente beneficios o es todo marketing?, El famoso “Actimel”… ¿Qué hay de cierto en este producto?

probioticos

Yogur natural con frutos, un aliado para nuestra salud intestinal.

Probióticos: Son los alimentos que ya contienen las bacterias vivas en sí mismos. Ejemplo: yogur, kéfir, verduras fermentadas (chucrut, picles, etc.), etc.

Prebióticos: son alimentos que van a favorecer al crecimiento de aquellas bacterias que ya viven en nuestro intestino, contribuyendo así a mantener una flora intestinal saludable y como resultado una buena salud en general. Son principalmente inulina y fructooligosacáridos (FOS). Estas sustancias las encontramos en frutas y verduras: alcachofas, espárragos, puerro, ajo, cebolla, achicoria, plátanos, patatas, boniatos. También en legumbres, avena, cebada, etc.

Es muy importante mantener una buena salud intestinal, es la base de una buena salud en general. Una flora intestinal sana mejora digestiones, evita putrefacciones, elimina gases, mejora la absorción de nutrientes, ayuda en problemas de intestinos muy permeables. Esta totalmente recomendado en infecciones por hongos, parásitos, enfermedades inflamatorias intestinales, etc. Por eso “Danone” vende su “Actimel” diciendo que “ayuda a fortalecer el sistema inmunológico”. Y esto es totalmente cierto, pero no más que cualquier otro yogur. Todos los yogures son leche fermentada con lo cual todos los yogures contienen los famosos L.casei del “Actimel”. La Industria alimentaria abusa de esta nomenclatura para vender lo mismo al triple de precio y esto a mi parecer es bastante poco ético.

Por otro lado y para ir más allá. Un yogur es saludable siempre y cuando sea natural, sin azúcares añadidos. Si nuestro propósito es repoblar flora intestinal, ayudar en inflamaciones, combatir hongos, etc. solo lo podremos conseguir siempre y cuando tomemos un yogur natural. El jarabe de azúcar blanco que contiene el Actimel y muchos yogures de marcas comerciales paraliza prácticamente todo tipo de beneficio para nuestra salud. Con lo cual, me pregunto ¿Qué nos están vendiendo realmente como “saludable”? No nos dejemos engañar. Leamos etiquetas. No nos creamos lo primero que escuchamos por ahí, aprendamos a constatar datos y buscar otras opiniones y sobre todo usar nuestro propio criterio.

*En el próximo post especial:  la receta de cómo preparar yogur casero, :)*

Un saludo,

logo