Dale Cuerpo a tu Salud

Blog dedicado al cuidado de la salud


Deja un comentario

Luce una piel estupenda este verano, por dentro y por fuera

Una piel sana, es señal de buena salud 🙂

Hola Lector@S!!

Después de un período de no escribir, he retomado hoy el blog, y con una novedad bastante interesante, que en breve os contaré. 🙂

Ya que se viene el verano y nuestra piel estará expuesta a largas horas de sol, tenemos que prepararla por dentro y por fuera también. Ambos cuidados son fundamentales si queremos tener una piel sana e hidratada durante todo el año.

Yo os hablaré de los cuidados para la piel desde el punto de vista de la nutrición y suplementos y… (ahí viene la novedad) mi colega Susana Almodóvar, de Sus Cosméticos Bio en Navarra os hablará sobre los cuidados de la piel desde el exterior, es decir cremas y protectores.

Es decir en este artículo hago un intercambio de enlaces con mi colega amiga especialista en cosmética natural, Susana. Es una novedad muy enriquecedora para el blog. Así le doy la bienvenida al blog de SUS Cosméticos Bio, y aquí el enlace con su artículo:

 http://www.cosmetica-natural.eu/es/blog/luce-una-piel-estupenda-este-verano-por-fuera-y-por-dentro/

Espero que os haya gustado. 🙂

Yo continúo con lo dicho, me encargaré de hablar sobre los cuidados de la piel desde el interior.

La piel recibe los nutrientes a través de la sangre. Se alimenta de proteínas, ácidos grasos insaturados, vitaminas A, B y C entre otros.

La ingesta de PROTEÍNAS de alta calidad es fundamental para que se produzca la regeneración de los tejidos de la piel. La piel se reconstituye tras su proceso de descamación. Gracias a las proteínas que comemos, este proceso se desarrolla eficazmente. En épocas de mayor sequedad y exposición al sol, como el verano, es fundamental tener más cuidados y alimentar correctamente nuestra piel.

ALIMENTOS ACONSEJADOS: huevos, pescados, carne, soja, lentejas, quinoa, polen, algas marinas, espirulina, etc.

Los ÁCIDOS GRASOS INSATURADOS son los encargados de mantener la estructura de la piel, mantenimiento del espesor y buena hidratación. El sol deshidrata la piel de forma muy acelerada. Tener una ingesta importante de ácidos grasos durante el verano es esencial para mantener nuestra piel hidratada.

ALIMENTOS ACONSEJADOS: aguacates, aceitunas, aceite de oliva, aceite vegetales virgen, frutos secos crudos, semillas de lino, de sésamo de chía, pescados azules, etc. etc.

 La VITAMINA A (betacaroteno) es imprescindible para conseguir la integridad y salud de los epitelios. La vitamina A evita la entrada de microorganismos infecciosos que puedan dañar la piel. Es una vitamina que protege que los tejidos se agrieten y causen infección. Durante el verano es esencial su función en nuestro organismo. Para contrarrestar los efectos adversos que produce los radicales libres en nuestra piel. Importante también para mantener un buen bronceado durante el verano.

ALIMENTOS ACONSEJADOS: verduras y frutas de color rojo y naranja: zanahoria, calabaza, tomate, melocotón, albaricoques, papaya, frutas tropicales, etc. , pescado, huevos, carne, cereales integrales, etc.

 La VITAMINA C tiene un papel fundamental en la formación de colágeno. Con el paso de los años se produce una disminución del colágeno del tejido cutáneo. El resultado es una pérdida de elasticidad y la aparición de las arrugas. Esta vitamina es el gran antioxidante de la piel. Esencial en verano.

ALIMENTOS ACONSEJADOS: frutas como kiwi, naranjas, pomelos, fresas, granadas, manzanas, piña, mango, etc. Verduras de hoja verde, pimiento rojo (crudo), brocoli, alcachofa, aguacate, etc.

 El grupo de VITAMINA B es el encargado de evitar la dermatitis, trabaja la sequedad de la piel y la buena regeneración de la misma que se acelera con el sol. Con lo cual es importante tener un buen aporte de esta vitamina durante el verano.

ALIMENTOS ACONSEJADOS: cereales integrales, legumbres, levadura de cerveza, polen, germen de trigo, frutos secos crudos, semillas, etc.

La vitamina A (betacaroteno), la vitamina C y los ácidos grasos insaturados los podemos encontrar también en suplementos. Siempre es importante, antes de tomarlos, consultar con un profesional naturópata que determine las dosis y calidad de los suplementos.

Además de los alimentos que te comento, es importante beber dos litros de agua, como mínimo por día para ayudar a mantener tu piel hidratada. Y por supuesto, evitar grasas saturadas, frituras, productos precocinados y bollería industrial.

Para más información:

info@suscosmeticosbio.com

info@nataliadepaola.com

Un saludo y buen verano para todos!!!!!

logo


Deja un comentario

Una piel más sana

Hola Lector@s, me temo que este post lo he escrito más para mujeres que para hombres. Es un hecho que las mujeres estamos más atentas y preocupadas por el cuidado de la piel que los hombres. No quiero generalizar pero es un dato. De cualquier forma, os invito a tod@s a descubrir que necesita verdaderamente nuestra piel.

piel

Vitamina C, el gran antioxidante de nuestra piel.

La pena es que muchas veces estamos mal orientad@s. Gastamos cientos de euros en la compra de una buena crema facial, cuánto más cara mejor. Y…tener el set completo…, “de día”, “de noche”, “contorno de ojos”, “serum”, etc. etc. No digo que todo esto sea un engaño pero muchas veces magnificamos estos productos como milagrosos, para luego darnos cuenta que nuestra piel continúa igual. ¿Qué estamos haciendo mal? Sencillamente, estamos olvidando lo básico: hidratarla y cuidarla por dentro.

 

¿Qué nutrientes necesita nuestra piel?

La piel recibe los nutrientes a través de la sangre. Se alimenta de proteínas, ácidos grasos insaturados, vitaminas A, B y C entre otros.

La ingesta de PROTEÍNAS de alta calidad es fundamental para que se produzca la regeneración de los tejidos de la piel. La piel se reconstituye tras su proceso de descamación. Gracias a las proteínas que comemos, este proceso se desarrolla eficazmente.

ALIMENTOS ACONSEJADOS: huevos, pescados, carne, soja, lentejas, quinoa, polen, algas marinas, espirulina, etc.

 

Los ÁCIDOS GRASOS son los encargados de mantener la estructura de la piel, mantenimiento del espesor y buena hidratación.

ALIMENTOS ACONSEJADOS: aguacates, aceitunas, aceite de oliva, aceite vegetales virgen, frutos secos crudos, semillas de lino, de sésamo de chía, pescados azules, etc. etc.

 

La VITAMINA A es imprescindible para conseguir la integridad y salud de los epitelios. La vitamina A evita la entrada de microorganismos infecciosos que puedan dañar la piel. Es una vitamina que protege que los tejidos se agrieten y causen infección.

ALIMENTOS ACONSEJADOS: verduras y frutas de color rojo y naranja: zanahoria, calabaza, tomate, melocotón, albaricoques, papaya, frutas tropicales, etc. , pescado, huevos, carne, cereales integrales, etc.

 

La VITAMINA C tiene un papel fundamental en la formación de colágeno. Con el paso de los años se produce una disminución del colágeno del tejido cutáneo. El resultado es una pérdida de elasticidad y la aparición de las arrugas. Esta vitamina es el gran antioxidante de la piel.

ALIMENTOS ACONSEJADOS: frutas como kiwi, naranjas, pomelos, fresas, granadas, manzanas, piña, mango, etc. Verduras de hoja verde, pimiento rojo (crudo), brocoli, alcachofa, aguacate, etc.

 

El grupo de VITAMINA B es el encargado de evitar la dermatitis, trabaja la sequedad de la piel y la buena regeneración de la misma.

ALIMENTOS ACONSEJADOS: cereales integrales, legumbres, levadura de cerveza, polen, germen de trigo, frutos secos crudos, semillas, etc.

Además de los alimentos que te comento, es importante beber dos litros de agua, como mínimo por día para ayudar a mantener tu piel hidratada. Y por supuesto, evitar grasas saturadas, frituras, productos precocinados y bollería industrial.

Ahora que ya sabes cómo cuidar tu piel no solo por fuera, te animo a que comiences a nutrirla con lo que realmente necesita. Y notarás la diferencia, ya verás.

Si quieres comentarme algo, no dudes en ponerte en contacto conmigo desde mi formulario de contacto en mi página web:

http://www.nataliadepaola.com/index.php/contacto

Un saludo,

logo


Deja un comentario

El magnesio en el deporte

Hola Lector@s, el post de hoy va dedicado a aquellas personas que practican deporte con regularidad.

images

Endorfinas: eliminadores naturales del dolor y productores de una sensación del placer. ¿Te lo vas a perder?

Sabemos que el magnesio cumple un papel clave en la producción de energía, con lo cual aumentar la ingesta de este mineral es fundamental para mejorar el rendimiento deportivo.

La caída de magnesio pueda causar un desajuste parcial en la cadena respiratoria, aumentando así la cantidad de oxígeno necesario para mantener la producción de ATP o por decirlo de otra forma, la síntesis energética se ve negativamente afectada. En este sentido, si no se genera energía de forma eficiente, no hay ejercicio eficiente.

Por todo esto es imprescindible que aquellas personas que practiquen deporte tengan una ingesta considerable de este mineral.

Una dieta rica en magnesio:

Soja, judías secas, arroz integral, quinoa, levadura de cerveza, almendras, avellanas, nueces, semillas de girasol, castañas, dátiles, higos secos, cacao, guisantes frescos, gambas, germen de trigo, aguacate, carne roja, pescado, huevos y lácteos entre otros.

Con la alimentación diaria que se tiene hoy en día, puede resultar bastante fácil quedarnos faltos de este mineral. Especialmente si la dieta que llevamos es carente de cereales integrales, semillas y frutos secos. Por otro lado si tienes una dieta muy alta en calcio (consumir lácteos habitualmente) ésta puede ocasionar una disminución en los niveles de magnesio. Con lo cual como veis no es tan extraño sufrir carencias de este mineral.

Los principales síntomas de un bajo nivel de magnesio son:

  • Espasmos musculares o temblores
  • Fatiga regular y excesiva
  • Estado de irritabilidad después de hacer ejercicio físico
  • Cambios de humor
  • Piernas estresadas, por la noche.

Incrementar el consumo de alimentos que contengan una buena proporción de magnesio es importantísimo a la hora de querer tener un alto rendimiento durante el ejercicio y evitar la fatiga que conlleva el mismo.

Por otro lado, tenemos los suplementos de magnesio que son económicamente asequibles y nada tóxicos. Con lo cual pensar en tomar estos suplementos no estaría para nada de más.

Los suplementos de magnesio son bien tolerados por el estómago. De cualquier forma aconsejo no tomar más de 400 mg al día. Incluso es preferible hacer tres tomas de 100 mg cada una con las principales comidas.

Para más información me puedes escribir desde mi formulario de contacto en mi página web:

http://www.nataliadepaola.com/index.php/contacto

Saludos,

logo


Deja un comentario

Tratamiento natural para combatir el colesterol malo

Existen dos tipos de colesterol. El colesterol “bueno” y el “malo”. El “bueno”, evidentemente favorece el correcto funcionamiento de las arterias y del corazón. Mientras que el colesterol “malo” las puede obstruir y traer graves peligros para la salud.

images

Frutos secos, “un alimento indispensable para cuidar tu colesterol”.

Mantener niveles óptimos de éste lípido es fundamental para mantener una buena salud.

Alimentos perjudiciales:

  • Alimentos ricos en grasas trans (en toda la bollería industrial)
  • Embutidos
  • Grasas de origen animal
  • Leche entera
  • Quesos
  • Aceite de coco y palma (que suelen estar en muchos productos industriales y congelados) *Leer etiquetas de los productos*

Alimentos beneficiosos:

  • Grasas poli-insaturadas y mono-insaturadas (lo que comúnmente llamamos los omega 3): pescados azules (salmón, sardinas, atún).
  • Avena y cebada (se puede tomar en cereales del desayuno)
  • Soja (se puede tomar en tofu o bebida vegetal)
  • Aceites vegetales (aceite de lino, aceite de soja, aceite de semillas de girasol)
  • Frutos secos (nueces)
  • Lecitina de soja (echar a las ensaladas)

Estos últimos deberían ser consumidos a diario. Tomar una ensalada de lechugas frescas variadas y alguna verdura más y sumarle aceite de lino, nueces y lecitina de soja granulada es una decisión muy acertada a la hora de querer mantener el colesterol a raja tabla.

Ayuda con nutrición ortomolecular:

  • Cápsulas de aceite de pescado (EPA-DHA)
  • Cápsulas de aceite de lino
  • Cápsulas de lecitina de soja granulada
  • Vitamina E
  • Vitamina C
  • Cápsulas de esteroles vegetales
  • Canela en cápsulas
  • Cúrcuma en cápsulas

Teniendo una dieta sana, suplementando con nutrición ortomolecular, ejercicio al menos tres veces por semana, caminatas diarias y por supuesto evitando el tabaco y el alcohol, todo esto hará que en tu próxima analítica vayas a notar una diferencia que te animará a seguir cuidado tu salud mediante la alimentación.

Porque como decía el Dr. Francés Seignalet: “La alimentación, la tercera medicina.

Un saludo, Natalia

logo


2 comentarios

Test de inteligencia alimenticia

Hola!!!, ya he vuelto de vacaciones y con ganas de volver a escribir y compartir cositas 🙂

Hoy os presento un test de inteligencia alimenticia para hacer en casa. Puede ayudarte a tomar más conciencia de lo importante que es cuidarse para sentirse mejor.

test

Aquí va: Responde con “” o “no” a estas preguntas:

 

  1.  ¿Comes como mínimo una pieza de fruta natural cada día?
  2.  ¿Comes como mínimo cinco raciones de vegetales cada día?
  3. ¿Comes arroz integral, quinoa, mijo u otros cereales al menos tres veces por semana?
  4.  ¿Comes una ración de vegetales crudos cada día?
  5.  ¿Comes semillas crudas al menos tres veces por semana?
  6.  ¿Añades algas marinas a tus platos?
  7. ¿Incluyes pescado en tu dieta como mínimo dos veces por semana?
  8. ¿Masticas bien los alimentos antes de tragarlos?
  9. ¿Te esfuerzas por evitar alimentos que contengan conservantes, aditivos, colorantes o estabilizantes?
  10. ¿Evitas los alimentos con azúcar añadida?
  11. Si te sientes estresado, ¿intentas esperar a que se te pase esta sensación antes de comer?
  12. ¿Procuras comer alimentos pensando en fortalecer tu sistema inmunológico, añadiendo suplementos vitamínicos por ejemplo?
  13. ¿Te aseguras siempre de que dedicas tiempo a comer bien, incluso si te sientes cansado o tienes mucho trabajo?
  14. ¿Desayunas todos los días?
  15. ¿Bebes al menos dos litros de agua cada día?
  16. ¿Bebes de vez en cuando agua de manantial embotellada o agua filtrada?
  17. ¿Evitas beber cerveza/alcohol/refrescos con gas mientras comes?
  18. ¿Bebes agua aproximadamente veinticinco minutos antes de comer en vez de beber durante la comida?
  19. ¿Tienes una alimentación variada cada día?
  20. ¿Te preparas zumos de vegetales crudos al menos una vez a la semana?

 

Tu puntuación. Suma el número de respuestas afirmativas

17-20: Excelente!!! 🙂 Vas por buen camino, se nota que entiendes que disfrutar de una buena salud y bienestar está en tus manos. Sigue así!! 🙂

12-16: No está mal, pero podrías esforzarte más y lo sabes. A veces por falta de tiempo y un poco de constancia nos cuesta seguir recomendaciones pero es cuestión de tomar conciencia, te invito a practicar!!!!

11 o menos: ainssss es probable que por falta de información y conocimiento no estés dándole el cuidado a tu cuerpo que él se merece. Pero el hecho de que estés haciendo este test, ya es algo!!, es un buen comienzo. Te invito a que visites mi blog o cualquier blog relacionado con el cuidado de la salud, también me puedes escribir un correo y hacerme preguntas mas concretas. Adelante!!

Un abrazo y salud.

Natalia


2 comentarios

Es lunes, comienzo la DIETA?

dieta

Porque lo fundamental es querernos 🙂

Esta frase se repite constantemente entre la gente que necesita comenzar una dieta. Y como hoy es lunes, voy a hablar de ello…

La ansiedad y el estrés que nos provoca el hecho de que vamos a tener que cambiar nuestros hábitos alimenticios nos echa para atrás y cualquier excusa es buena para postergarla unos días más. Sin embargo cuanto más la posponemos más nos enfadamos con nosotros mismos.  Si nos ponemos a pensar ¿qué tiene en especial el “lunes”, que no lo tenga el “jueves”?, objetivamente sabemos que nada. Nuestro cuerpo como tal no sabe en qué día vive. A nuestro aparato digestivo le da igual que sea fin de semana o mediados de semana. El no es una entidad separada con pensamiento propio. Somos nosotros, ese conjunto de pensamientos, sentir y hacer. Y es en estos momentos donde tenemos que ser claros y no auto engañarnos. Nuestro estómago no entiende de lunes o martes. Todo pasa por nuestros deseos y nuestra voluntad. Fijar las pautas de lo que queremos en nuestra vida es fundamental en estos momentos. Lo ideal es centrarnos en nuestra salud, no empezar una dieta porque no cuadremos con el canon de estética y belleza de las publicidades de “El Corte Ingles”. Tenemos que ser lo suficientemente adultos y responsables de entender que ese no es el problema. Los medios de comunicación hacen una labor comercial, donde lo bello y lo bonito vende más. Es así de simple. Entendiendo estos conceptos y formas de actuar y manipular de la sociedad moderna, entendiendo que nos preocupamos demasiado por satisfacer las necesidades compulsivas de nuestro ego, potenciadas por todo este sistema y teniendo la tendencia de siempre compararnos con el otro, que  tiene mejor cuerpo o es más guapo o lo que sea, pues todo eso en realidad nos tendría que, básicamente resbalar. Ahora bien, ¿por qué no nos resbala?, esa es otra cuestión. Habrá que trabajar entonces aspectos de nuestra personalidad, inseguridades, temores, etc.
El problema aquí y me centro, es nuestro cuerpo, que nos acompañará hasta nuestro último día. Si no lo cuidamos, si no lo atendemos tarde o temprano nos pasará factura. Cuanto antes cambiemos nuestros hábitos alimenticios, cuanto antes consigamos estar en nuestro peso ideal, más tiempo de sentirnos bien con nosotros mismos disfrutaremos. ¡No lo desaprovechemos!
Cuando iniciamos una dieta tenemos que ser conscientes de que lo hacemos por nuestra salud integral (físico y mente). Lo más importante es cambiar el chip mental y ponernos pautas de auto conducta. Y ser conscientes del presente y estar atentos a nuestros pensamientos y acciones para no dejarnos tentar por la comida. Ir a las raíces de nuestros hábitos. Dejar de comer por ansiedad, entender que el alimento sirve para alimentarnos, para obtener energía para poder realizar nuestras actividades diarias. Ser conscientes de que somos lo que comemos. Igual que cuando le echamos gasolina de calidad a nuestro coche, responderá bien, pues igual funciona nuestro cuerpo. Si lo que le damos es justamente lo que necesita, responderá bien, sino siempre tendrá algo, molestias, sobrepeso, dolores, infecciones etc.
¿Que comer?
Un cuerpo con sobrepeso lo primero que necesita es una desintoxicación. En este caso hígado e intestinos suelen estar bastante saturados. Lo que primero conviene hacer en estos casos es intentar hacer por unos días una dieta de desintoxicación, basada en alimentos crudos, frutas y verduras y beber bastante agua. Reducir la ingesta de proteínas y dejar por completo los alimentos procesados, fritos, grasos y dulces.
Posteriormente se inicia lo que sería un plan de alimentación diseñado de forma individual, teniendo en cuenta las posibles carencias que pueda tener el paciente. El apoyo de suplementación ortomolecular ayuda a neutralizar radicales libres, excesos de toxinas y nos garantiza un aporte de nutrientes óptimo para nuestro organismo.
La dieta se basa fundamentalmente en frutas, verduras, cereales, legumbres, pescados, algas, frutos secos, semillas y carnes blancas.
Esta dieta que propongo la estoy realizando con varios pacientes, y todos ellos con buenos resultados. Todos comentan sobre todo la energía que han conseguido, y como van notando la pérdida de masa corporal, lentamente y de forma saludable. Cuando los kilos se pierden de esta forma, el organismo de estabiliza en un peso óptimo. El cuerpo encuentra el equilibrio y el peso se mantiene. Se aprende a comer, y luego ciertos hábitos que al principio resultan imposibles de modificar, luego ya se hacen tan habituales que no apetece volver a lo anterior. Cuando logramos ese equilibrio con nosotros mismos, nos podemos dar realmente por satisfechos.
Ponte en contacto conmigo y verás cómo no es complicado. Tu cuerpo te lo agradecerá incluso a corto plazo.  Te animo a que lo intentes.

Un abrazo, Natalia.


Deja un comentario

Supera la ansiedad y siéntete libre

Vivimos una vorágine de situaciones que a diario nos superan, donde muchas veces es difícil tomar contacto con nosotros mismos y parar a reflexionar para poder actuar con calma y tranquilidad. Las responsabilidades en nuestro trabajo y vida familiar están por encima de lo que image.jpg2nuestro organismo, muchas veces puede soportar. Esto hace que padezcamos una especie de ansiedad constante y crónica. Donde hayimage momentos que es tan alta que ni somos conscientes de ella, hasta que un día nuestro cuerpo no puede más y es ahí donde podemos sufrir un ataque de pánico. Sin embargo, previo a esto nuestro organismo nos va dando avisos, alarmas para que no nos dejemos estar y actuemos previniendo. Tenemos que escuchar a nuestro cuerpo, esos síntomas que observamos a diario, que sabemos que no están bien,  insomnio, dolores de espalda, de cabeza, malas digestiones, infecciones con frecuencia, etc. Cuando todo esto se repite con demasiada frecuencia es cuando el cuerpo nos está hablando, es el lenguaje sintomático del organismo. Aquí  tenemos que parar la marcha y vernos por dentro, y preguntarnos que estamos haciendo??, hacia dónde vamos con todo esto??, merece la pena??, saber evaluar las cosas con perspectiva, en su momento, aprender a formarnos una escala de valores, entender que si nosotros no estamos bien con nosotros mismos, no podemos estarlo con el resto.

Aquí propongo una serie de ideas para tratar la ansiedad y sentirnos más libres:

  • Lo primero de todo es intentar encontrar al menos un rato al día donde tengamos un pequeño espacio y momento de reflexión para con nosotros mismos. Para valorar nuestro día, lo que nos paso, lo que nos quedamos con ganas de decir o hacer, lo que podríamos haber hecho mejor, etc. Pero no para reprocharnos, sino para aprender y conocernos más. Hacer como un “revival” del día. De esta forma, trayendo al consciente, al yo real, situaciones que nos hayan sucedido durante el día, nos da la ventaja de tratar de entender porque funcionamos de tal o cual forma. Siempre, la idea es conocernos más y mejor. Cuanto más nos conozcamos más libres nos sentiremos.
  • Luego dedicarle al menos 2 veces por semana, a la práctica de algún deporte o actividad extra laboral y familiar es muy saludable. Si vamos a practicar algún deporte, pensar antes uno que realmente nos motive. Hay polideportivos en varios barrios, gimnasios, Centros de yoga, Centro de Pilates, etc. Cuando hacemos deporte liberamos endorfinas y adrenalina, que son hormonas que nos provocan bienestar y posterior relajación. Como consecuencia, una mejor calidad de sueño. Todos sabemos lo saludable que es hacer deporte, solo que muchas veces no sabemos bien que deporte es el que nos puede gustar. Pero podemos ir probando hasta encontrar alguno que de verdad nos motive.
    En cuanto a otras actividades extras, pueden ser cursos de cocina, de arte, aprender un nuevo idioma, etc.
    Lo importante de esto también es que nos hacen relacionarnos con otras personas, en otro ambiente ajeno al cotidiano. Esto puede ser muy sano y enriquecedor. Conocer gente nueva, que nos cuente sus historias, que nos cuente su forma de vida o algún comentario interesante de alguien puede ser muy motivador y muchas veces nos puede ayudar a ver las cosas que tenemos a nuestro alrededor desde otro enfoque y perspectiva.
  • Otra práctica sana y que nos ayuda a bajar la ansiedad es encontrar un momento al día para cultivar y fortalecer nuestras relaciones personales, sea con amigos o familia. Hoy en día teniendo la red de comunicaciones de la que disponemos, no es excusa “el no tener tiempo”, un mail corto, un mensaje o una llamada nos acerca a nuestros seres queridos. Un simple mensaje que mandemos y recibamos nos hará probablemente gesticular una sonrisa, y eso es algo muy productivo y sano para nuestro sistema nervioso. Es tan sencillo y tan bonito, que no deberíamos pasar ni un solo día sin dar o recibir una sonrisa de alguien a quien amemos.
  • Una técnica infalible para bajar la ansiedad es tener una buena respiración. Una buena respiración es cuando somos capaces de llevar todo el aire a la zona abdominal y expulsarlo lentamente por la nariz. Si bien es una respiración complicada de practicar todo el tiempo, sería interesante un rato al día al menos, respirar de esta forma. Hará que nos relajemos. Si nos resultase muy complicado, hay sitios donde se hacen talleres de respiración consciente. Si quieres información sobre este tema, me puedes preguntar sin problema.
  • Encontrar un momento en la semana, para reencontrarnos con la naturaleza. Un paseo por el campo es muy saludable para nuestro sistema nervioso y para bajar la ansiedad. Respirar aire puro y nutrirnos de los 4 factores de salud: aire, agua, tierra, sol es todo un concentrado de energía para nuestro organismo, que nos hará sobre llevar la semana con mucho más animo y buen humor. Probarlo!
  • Hay momentos en nuestra vida que si bien todo esto que planteo es saludable, muchas veces no es suficiente. Es en estos momentos cuando debemos ser conscientes de nuestras limitaciones, y saber pedir ayuda.
    La ayuda puede ser a través de un terapeuta y a su vez un tratamiento de  suplementos de nutrición ortomolecular. Ambos tratamientos son totalmente compatibles. Hay muchos métodos y diferentes tendencias y escuelas para comenzar una buena terapia. Hay que conocer cómo funcionan y considerar cual sería la que mejor nos puede venir para el momento puntual que estemos pasando.
    La suplementación ortomolecular ayuda a equilibrar hormonas y neurotransmisores que pueden estar o muy bajos o altos según los valores estándares. Una buena suplementación con aminoácidos como el triptófano y plantas como el espino blanco pueden ayudar a que el organismo encuentre un equilibrio a nivel químico, y por lo tanto repercuta en nuestros pensamientos y acciones. Siempre aportando además una dieta sana, balanceada y ciertos alimentos que yo llamo “estrella”.

 
Para más información, por favor contáctame!

un abrazo, Natalia