Dale Cuerpo a tu Salud

Blog dedicado al cuidado de la salud


2 comentarios

Trabajo de investigación, hoy: La estafa de los Special K

 

Hola Lector@s!!!!, a partir de hoy he incorporado una nueva categoría en el blog, a la que llamaré “Trabajo de investigación”. Bienvenidos!!!

Es decir, voy a coger un producto de la industria alimentaria, procesado, y voy a investigar cuánto hay de coincidencia entre lo que dice el envoltorio y el alimento en sí. Manos a la obra 🙂

El producto que escojo hoy son los famosos cereales del desayuno Special K, una muy buena forma (un poco de ironía..) de inaugurar esta nueva sección, ya que estos cereales dan de que hablar…

imagesuntitled

 

Empezamos con uno de sus slogans: “Special K, Desde que se creara la marca en 1956, Special K siempre ha tenido como objetivo ayudar a millones de mujeres a cuidar su alimentación”.

¿Qué pasa con los hombres? Parece que a los hombres no les hace efecto ¿?.. o bien Kelloggs pasa del sexo masculino. Empezamos mal.

Evidentemente el consumo de Special K está plenamente orientado al sexo femenino, toda la campaña de marketing (cuerpos espectaculares) que tienen apunta a ello. Hombres excluidos. La verdad me da de que pensar. Parece que somos, las mujeres, un target más fácil de engañar…

Bueno, empiezo con los datos:

“Ya en 1924 Mary I. Barber experta de la Universidad de Columbia (Nueva York), publicó la primera “pirámide de alimentos” donde se clasifican los distintos grupos de alimentos y su papel en la dieta convirtiéndose en un referente mundial. Pocos años después asesoró a Kelloggen la investigación de una fórmula de cereales de desayuno especialmente desarrollada para ayudar a la mujer a cuidarse. Así nació Special K en 1956.”

Así, nos dan a entender que los cereales Special K tienen una fórmula diferente a otros cereales que se creó específicamente por una experta para ayudar a las mujeres a cuidarse. ¿Qué tendrá de especial esta fórmula en relación con otros cereales de desayuno, que hace que ayuden a cuidarse a las mujeres?

“Desde entonces, se ha trabajado continuamente para adaptarse a las necesidades de la mujer, con una combinación exclusiva de nutrientes esenciales importantes para el cuidado de la alimentación. Con el objetivo de ofrecer alimentos que ayuden a llevar una alimentación variada y equilibrada y tras el cambio de receta de las variedades Classic y Chocolate el año pasado, ahora Special K ofrece para toda la gama de productos, un cambio en su receta aportando copos con cereales integrales con más sabor, más crujientes y con una mejora nutricional. La gama de cereales Special K contiene un 44% más de fibra que la receta anterior y  un 88% más de cereales integrales que la receta anterior”.

Se repite por tercera vez que es un producto específico para mujeres, que es un producto que ayuda a cuidar la alimentación de quien lo consume y que además, la nueva fórmula está mejorada nutricionalmente, aumentando considerablemente la cantidad de fibra y de cereales integrales con respecto a las recetas anteriores.

¿Es esto cierto?

Los cereales de la línea Special K tienen de media, el mismo valor energético que cualquier otro cereal de desayuno (380-395 kcal/100g). Alguna de sus variedades incluso más, como los Special K chocolate negro (404 kcal/100g), por lo que su ayuda para cuidarse no viene por ahí.

Su contenido en proteínas, grasas y almidón es similar a la de cualquier otro cereal de desayuno.

Por otro lado, para que un alimento sea considerado bajo en azúcar, debe llevar menos de 5 g de azúcar por cada 100 g. Pues bien, el contenido en azúcar de los Special K oscila entre el 16.7 g – 23 g/100 g. Es decir, que casi la cuarta parte de su peso es azúcar añadido. También comentan que han aumentado el contenido en fibra en un 44%. Para que un alimento pueda declarar que tiene un alto contenido en fibra tiene que tener más de 6 g de fibra/100 g. Y los cereales Special K tienen entre 2,5 -4,5 g de fibra. Así, no se pueden considerar un alimento con alto contenido en fibra. Queda descartado el gran beneficio que podrían aportar con este tema también.

Dicen además que han utilizado un 88% más de cereales integrales que la receta anterior y esta receta lleva tan solo un 26%-33% de cereales integrales. ¿Cuántos cereales integrales tenía entonces la receta anterior, si ahora llevan solo una cuarta o tercera parte y es una receta mejorada? Así que, tampoco es su cantidad de cereales integrales lo que los hace especiales.

Y por otro lado, si diariamente se debe consumir un máximo de 3 g de sal, 100g de Special K según su variedad, ya aportan entre 0.7-1.03 g, por lo que también es un alimento con alto contenido en sal, cantidades similares a la que llevan las conservas. Así que tampoco es su bajo contenido en sal lo que hace especial a estos cereales.

¿Qué es entonces lo que hace especial a los cereales Special K en comparación con otros cereales de desayuno?

Absolutamente nada. Los cereales Special K son mayoritariamente refinados, ricos en azúcar añadido y en sal. Y nuestra alimentación actual ya se caracteriza por una excesiva ingesta de sal, azúcar y refinados. ¿En qué nos podrían ayudar a cuidar nuestra alimentación? Más bien, parece que lo contrario.

Tristemente esto sucede con todas las marcas de cereales del desayuno. Quise poner el ejemplo de Special K por elegir uno. Pero ocurre lo mismo con todos. La composición de ingredientes y calorías apenas varían entre unos y otros. Lo que varía notoriamente es la caja. Para mujeres, con fotos de modelos hiper delgadas y fibrosas. Para niños con muñequitos de super héroes y para personas que sufren estreñimiento, bueno… no ponen ninguna foto… sí utilizan el color marrón de “fibra”. Vaya tela..

¿Cuál es la opción entonces?, ¿Existe algún cereal realmente sano y nutritivo sin azúcares añadidos y sin refinar?

Sí, claro. Pero no en el supermercado. En este caso la opción es desplazarse a los herbolarios. Allí perfectamente se pueden encontrar cereales del desayuno sin refinar, y sin ningún aditivo añadido. El aspecto negativo de estos cereales es el precio algo más elevado. Soy consciente de eso. Dos cosas. Por un lado habrá gente que sí se puede permitir comprarlos pero que sencillamente no lo hace por falta de conocimiento. En este caso, os invito a que os paséis por un herbolario a leer las etiquetas de estos cereales. Para los que el tema del precio sí es un problema, hay otras alternativas para desayunar, sin tener que llegar a recurrir a los cereales refinados. Como ser, fruta, barra de pan de centeno, tomate con aceite de oliva, yogur casero, cualquiera de estas opciones serán mucho más sanas que cualquier cereal de supermercado. No seamos vagos a la hora de elegir nuestros alimentos. De ello depende nuestra salud y la de nuestra familia.

Para mas información no dudes en ponerte en contacto conmigo:

http://www.nataliadepaola.com/index.php/contacto

Un abrazo, Natalia

logo

Anuncios