Dale Cuerpo a tu Salud

Blog dedicado al cuidado de la salud


Deja un comentario

Dieta depurativa-hepática post “Navidades”

Hola lectores amig@s!!!!!!!

Fue época de fiestas y por lo general la mayoría de nosotr@s cometimos algún que otro exceso con la comida. Es importante ahora darnos una época para depurarnos un poco. Ayudar a eliminar residuos, grasas acumuladas y alguna que otra copita de más es fundamental para que nuestro hígado vuelva a funcionar como es debido y podamos volver a sentirnos con plena vitalidad nuevamente.

fruta

Para esto, una dieta especial basada sobre todo en alimentos crudos, es ideal para ayudar en el proceso depurativo. Esta dieta no se debe hacer más de una semana. Es recomendable durante esta semana tomar alimentos solo de origen ecológico. Es preferible durante este tiempo no consumir alimentos de procedencia animal, ya que la idea es bajar el consumo elevado de proteína. Beber bastante líquido. Ya sea en agua o infusiones como té verde, rojo o blanco. La persona fumadora, sería importante que durante el tiempo que haga la depuración de hígado intente dejar el tabaco esos días.

A continuación sugiero la siguiente dieta:

Desayuno: Frutas de la estación: Naranjas, pomelos, piña, kiwis, manzanas. Se pueden hacer zumos de frutas o tomarlas enteras. O variar de día en día. Intentar no mezclar las muy ácidas con las muy dulces. Ejemplo: no mezclar naranjas con plátanos. A la manzana se le llama la fruta noble. Esta fruta se puede mezclar con cualquier otra que siempre se va a digerir bien, incluso con verduras. Como bebida, se puede tomar un té verde, blanco o rojo.

Comida: Para la comida una ensalada de verduras crudas de la estación: lechugas, escarola, espinaca, acelgas, calabaza, alcachofas, nabo, apio, coliflor, brócoli, etc. Las ensaladas se acompañan con algo de hidratos de carbono complejos (no refinados) o un poco de proteína. Los hidratos de carbono: arroz, mijo, patatas o boniatos. Y las proteínas: frutos secos: nueces, almendras, avellanas, anacardos (siempre crudos y sin salar), quinoa, semillas de girasol, de calabaza, germinados, levadura de cerveza, semillas chía. Algas marinas. Avena. Polen, etc.

Cena: Un zumo o batido de vegetales. Se puede añadir calabacín, tomate, zanahoria, pepino, apio, jengibre, nabos, pimientos, brócoli, etc. De postre un puñado de frutos secos.

Alimentos a evitar durante la semana de depuración hepática: carnes rojas, carnes blancas, huevos, embutidos, lácteos, yogures azucarados, quesos, alimentos procesados, harinas, pan, pastas, pizzas, todos los alimentos refinados, azúcares, postres, helados, alcohol, bebidas azucaradas, etc.

Si se tiene mucha hambre durante el día se puede comer una pieza de fruta o un puñado de frutos secos y beber infusiones.

Suplementos aconsejados: Extracto en gotas de Cardo mariano y Alcachofa.

De cualquier forma, recomiendo consultar con un especialista naturópata antes de iniciar una dieta de depuración hepática.

Salud para tod@s, Natalia

Anuncios