Dale Cuerpo a tu Salud

Blog dedicado al cuidado de la salud


Deja un comentario

¿Por qué hacer ejercicio físico? Te doy pautas de como motivarte

Hola Lector@s, he vuelto a escribir después de una pequeña pausa de 2 años!!! El tiempo no da tregua, y aquí estoy otra vez para meter caña con la salud y un estilo de vida saludable.

Hoy voy a escribir sobre la importancia del ejercicio físico y como motivarte para conseguir objetivos claros y probables.

¿Por qué hacer ejercicio físico?

Voy a enumerar unas cuantas razones:

  • Porque al hacer ejercicio segregas unas hormonas que reducen el estrés y la ansiedad.
  • Porque acelera tu metabolismo, te ayuda a perder peso y a mantener tus huesos y músculos fuertes.
  • Porque mantiene tu corazón fuerte y ayuda a prevenir la osteoporosis.
  • Porque haciendo ejercicio aumenta tu autoestima.
  • Porque mejora tu vida sexual.
  • Porque ayuda a prevenir enfermedades tales como diabetes, cáncer, enfermedades mentales, enfermedades autoinmunes, etc.
  • Porque aumentan tus capacidades cognitivas.

 

La lista podría continuar, pero en resumidas cuentas, porque ayuda a que tengas una mejor calidad de vida en general, a desconectar del trabajo, preocupaciones, etc. Porque te hace conocer gente nueva, cambiar de ambiente y desintoxicar tu cuerpo. ¿Qué más necesitas?

Claro, hasta aquí todo muy bonito, ¿no? Ahora el tema se complica cuando hablamos de la real motivación de ir y ponerte a hacer ejercicio, sobre todo cuando no eres una persona pro-ejercicio.

¿Cómo motivarte?

Hay algo que en psicología se llama terapia conductual. Es decir, modificar comportamientos y conductas sin pensar mucho en ello. Es hacerlo y punto. Pasado un tiempo lograrás coger el hábito, hasta tal punto que si no lo haces, lo echarás en falta. También puedes poner en práctica la terapia cognitivo-conductual. Que viene a hacer lo mismo pero agregando el pensamiento, en este caso siempre debería ser pensando en todo los argumentos positivos que tiene la práctica del ejercicio físico.

Parece complicado pero en el fondo no lo es tanto. Es modificar el comportamiento para crear el hábito.

Una vez que ya te encuentras haciendo ejercicio físico, pasados los 10 minutos, tu cuerpo comienza a segregar hormonas que te harán querer continuar. Con lo que, lo difícil es lograr llegar al sitio para ejercer la práctica deportiva, y luego los primeros 10 minutos comenzado el ejercicio. No es para tanto!!!

Puedes motivarte pensando en lo bien que te sentirás luego y en lo bien que vas a descansar por la noche. ¿Te parece poco?

Nuestras ciudades están plagadas de gimnasios, boxes, polideportivos, espacios al aire libre para la práctica de un deporte en concreto, etc. Y si nada de esto se cierra, tienes la opción de ejercicios en casa, con la ayuda de internet.

Vamos, que no tienes excusas.

Hay una frase que me gusta mucho, y mira que no soy de “frases”, pero creo que esta vale la pena:

“Cuando el cuerpo se para, la mente se dispara”.

Salud y saludos!

Natalia

Anuncios