Dale Cuerpo a tu Salud

Blog dedicado al cuidado de la salud


Deja un comentario

Energía Vital y Ayunos. ¿Conóces de que va..? Seguro te interesa…

ayuno

“El pensamiento puede modificar la energía vital”

Hoy les quiero contar un poco de que va esto de la energía vital y el ayuno… La naturaleza es un conjunto vivo en el que todos sus elementos están relacionados entre si: la tierra, el agua, el aire, el sol, los vegetales, los animales, el hombre. Y cada uno de ellos mantiene el equilibrio con el resto. Cuando el ser humano vive en equilibrio con todo lo que le rodea y consigo mismo, vive en salud, pero cuando ese equilibrio se rompe aparece el estado de enfermedad. La enfermedad aparece como un estado menor de salud. La salud es la búsqueda constante de ese equilibrio basado en leyes naturales y universales. El organismo humano vive gracias a la energía vital que conseguimos por la digestión y asimilación de alimentos, cuando respiramos, cuando estamos al sol, cuando bebemos agua, cuando nos relacionamos con el resto de seres humanos y animales. También conseguimos esa energía vital cuando pensamos de forma positiva, cuando nos movemos, cuando descansamos, etc. Esta energía vital se manifiesta tanto en el estado de salud como en el de enfermedad. Si nos hacemos una herida, nuestro organismo pone en marcha mecanismos para sanarla, guiado por su instinto de conservación. La energía busca siempre restablecer la salud. Tenemos que aprender a dejarle paso a ese mecanismo y dejar actuar a la naturaleza en su proceso de curación activo. Enfermamos porque perdemos el equilibrio con lo que nos rodea, olvidamos que es lo que nos hace bien y mal. No sabemos cómo tenerlo en cuenta. No nos han educado para eso. Nos han educado para tomarnos una aspirina cuando nos duele la cabeza y punto. Pero os aseguro que si escucháramos más a nuestro cuerpo, probablemente no tendríamos la necesidad de tomar ninguna aspirina más. Y el hecho de vivir en la ciudad o estar trabajando no debería impedir parar durante unos segundos y escuchar que necesita nuestro cuerpo. Se puede, es cuestión de saber concentrarse, enfocarse en uno mismo y no perdernos. El mundo seguirá funcionando aunque nosotros paremos un momento a dedicarnos a lo que necesitamos.

Los 4 elementos de la naturaleza

Para curarnos necesitamos los factores que nos ayudan a equilibrarnos, los llamados Factores de Salud y no los medicamentos que con frecuencia se limitan a ir contra los síntomas. Los síntomas de la enfermedad, por lo molestos que son, son un impulso de la naturaleza para que encontremos un nuevo camino de salud o forma de vida más sana. Nada está guiado por el azar y llamamos azar o suerte, a una ley de la naturaleza que no sabemos cómo actúa. Tanto una persona sana para continuar estando sana, cómo el enfermo para curarse, necesitan los mismos Factores de Salud, con algunas pequeñas variantes: agua y aire puros, el sol, limpieza interna y externa, sueño y descanso, mantenimiento de la temperatura, alimentación sana y moderada con la sola excepción de las situaciones en las que falta el apetito y donde se recomienda ayunar, situación que ocurre con frecuencia en las crisis de desintoxicación. Igualmente necesitan el contacto con la naturaleza, equilibrio emocional y mental, descanso y relajación, juego y expansión, un medio familiar y social positivo, actividades y trabajos útiles y creativos, motivación y ganas de vivir, expresión de los instintos naturales y sanos sin sentir represión, desarrollo de nuestros sentidos, amistad y amor. El organismo está tratando de autocurarse de forma ininterrumpida, continuamente nacen millones de células que sustituyen a las que mueren por haber terminado su ciclo, el problema surge cuando la persona daña y perjudica al cuerpo más de lo que este puede recuperarse. Los factores que afectan a la salud se pueden clasificar en varias categorías básicas: alimentación, higiene física, contacto con la naturaleza, actividad y descanso, lo mental y las emociones, el medioambiente y las relaciones humanas. Con todo ello se pone en marcha la capacidad curativa de la naturaleza. Déjala actuar!

El ayuno

Con mucha frecuencia el mismo cuerpo nos indica el camino a seguir. Cuando tenemos una crisis aguda, sobre todo si se acompaña de fiebre, a menudo el cuerpo se queda sin ganas de comer, esto es muy frecuente en las crisis de desintoxicación (enfermedades agudas par la medicina convencional), sobre todo en los niños pequeños y en los animales, en los que por su propia inteligencia el cuerpo retira su energía del aparato digestivo para enviarla hacia los procesos de eliminación y regeneración. Toda la energía del organismo está canalizada hacia la desintoxicación y la curación y el cuerpo mismo elimina las ganas de comer. El ayuno o descanso fisiológico es lo más adecuado en ese momento. Respetamos el instinto del cuerpo permitiéndole ayunar para que toda su energía se concentre en la desintoxicación y en la “reparación” de las zonas afectadas o enfermas. Es suficiente durante las crisis agudas beber agua, según la sed que se tenga. En caso de enfermedades crónicas también se puede utilizar esta terapia del ayuno, pero debe ser bajo un control médico. Existen en España varios centro de salud naturistas donde se practica el ayuno controlado por gente experta en este tema. En caso que te interese acudir alguna vez a alguno de estos sitios, te puedo asesorar y recomendar alguno en particular.

Un gran abrazo, Natalia


4 comentarios

Recetario vegano_Receta 6

Y ahora sí!!! Lo prometido, va la receta con QUINOA. De hecho así tal cual es el plato que comí hoy al mediodía 🙂

quinoa foto

 

Es una receta de lo más normal, simplemente una idea de lo que se puede hacer con este cereal en la cocina. A mí preferentemente me gusta la idea de dejar la quinoa lo más natural posible para poder apreciar todo su sabor, además cuanto más cocinamos los alimentos mas nutrientes perdemos durante la cocción, con lo cual es preferible evitar altas temperaturas, como ser horno o fritos.

Ingredientes:

 

  • 1 taza de quinoa
  • 4 tomates disecados
  • Verduras crudas: brócoli, hojas de apio, albahaca, manzana, calabacín y zanahoria.
  • Semillas de sésamo negro
  • Sal marina
  • Aceite de oliva virgen.
  • Pasta de sésamo (tahini)

Preparación:

 

Ponemos a hervir agua. Echamos una pizca de sal marina.

Lavamos la quinoa en un escurridor y luego la echamos al agua caliente. Dejamos que se cocine aproximadamente 10 minutos, luego echamos los tomates disecados cortaditos y dejamos cocer unos 5 minutos hasta que se absorba toda el agua.

 

Preparamos una ensalada para acompañar el cereal. Esta es “una” idea de ensalada, pero cada uno puede hacer la ensalada que más le guste. En este caso utilicé: brócoli, hojas de apio, albahaca, manzana, calabacín y zanahoria (todo crudo y cortadito bien pequeño). Le eché encima semillas de sésamo negro y aliñé con salsa de sésamo crudo (tahini) y aceite de oliva virgen.

 

Esta es una idea sencilla de cómo preparar la quinoa y con qué acompañarla.

ANÍMATE A CREAR TU IDEA 😉

 

Salud, Natalia.

 

 


2 comentarios

Cereales estrella: arroz integral, mijo, quinoa, trigo sarraceno

LOS CEREALES MÁS SANOS, SIN GLUTEN:

ARROZ INTEGRAL, QUINOA, MIJO Y TRIGO SARRACENO.

Probablemente hayas escuchado o no, en algún momento hablar de estos cereales, sin embargo es posible que no sepas como prepararlos y tampoco sepas bien cuáles son los beneficios para nuestra salud y valor nutritivo que tienen.  Acá te cuento un poco 🙂

ARROZ INTEGRAL: de sabor dulce, tierno, fácil de digerir, saciante. Ideal para acompañar ensaladas, con frutos secos, semillas o legumbres. Gran fuente de hidratos de carbono complejos. Un manjar en la cocina… siempre!!

arroz integral

Arroz integral

http://www.botanical-online.com/arrozpropiedadesalimentarias.htm

Cocción:

3 tazas de agua

1 taza de arroz integral

Pones a hervir en una olla 3 tazas de agua, echas sal marina a gusto y luego viertes el arroz, y dejas que se haga. Cuando haya absorbido toda el agua, quiere decir que ya está listo. Tarda aproximadamente unos 25 minutos.

 

quinoa

Quinoa

QUINOA: su sabor característico es inconfundible. Es ideal como plato principal, y se puede acompañar con unas verduras al vapor, o bien con ensalada. Su valor nutritivo es tan alto y completo (posee todos los aminoácidos esenciales) que no hace falta agregar otro alimento potente. También se puede servir fría mezclada con verduras crudas.

http://www.botanical-online.com/quinoa_propiedades.htm

Cocción:

2 tazas de agua

1 taza de quinoa

La proporción de la preparación de la quinoa es dos tazas de agua por una de quinoa. El procedimiento es el mismo que al preparar el arroz. Una vez que el agua esté hirviendo echas la quinoa. IMPORTANTE: hay que lavar la quinoa en un escurridor antes de cocinarla. Dejas que corra bastante agua del grifo y luego sí estará lista para echar al fuego. Tarda aproximadamente unos 15 minutos.

 

MIJO: el mijo tiene un sabor muy dulce, delicioso, contundente. Su gran contenido en hidratos de carbono complejos, de lenta asimilación lo hace un alimento ideal para comer al mediodía, ya que nos provee de suficiente energía desde temprano.

mijo

Mijo

http://www.botanical-online.com/medicinalsmijo_medicinales.htm

Cocción:

2 tazas de agua

1 taza de mijo

Mismo procedimiento que con los otros cereales. El mijo no hace falta lavarlo antes de echar al agua caliente.

TRIGO SARRACENO O ALFORFÓN: tiene un sabor anuezado y textura única. Es un alimento que provee mucha energía al organismo. Gran fuente de proteínas. Ideal acompañarlo con verduras al vapor. También se puede servir frío y mezclarlo con verduras crudas, en ensalada.

trigo sarraceno

Trigo sarraceno o alforfón

http://botanical-online.com/alforfon_propiedades_medicinales.htm

Cocción:

2 tazas de agua

1 taza de trigo sarraceno

Mismo procedimiento. Tampoco hace falta lavarlo antes de echar al agua caliente.

Una vez que haya absorbido toda el agua, quiere decir que ya está listo para comer.

 

Lo mejor cuando experimentamos con nuevos sabores en la cocina, es dejarnos llevar por la creatividad que todos tenemos. Innovar, probar, jugar con los sabores y sorprender a nuestro paladar!!! Y al de los que nos rodean!!!!

Próximamente postearé recetas exclusivas con estos 4 cereales.

Un abrazo, Natalia


Deja un comentario

Recetario vegano_Receta 5

Un aperitivo ideal: EL HUMMUS DE GARBANZOS

hummus foto

Hoy voy a dejarles una receta bastante conocida y popular en los últimos tiempos, pero que no todo el mundo sabe preparar en casa. El HUMMUS DE GARBANZOS. Y siendo tan fácil de hacer y rico me he decidido a publicarla 🙂

Ingredientes:

  •  Un frasco de garbanzos
  •  El zumo de medio limón
  •  Un diente de ajo
  • 2 cucharadas de tahini (pasta de sésamo)
  • Una cucharada de aceite de oliva virgen
  •  Medio vaso de agua
  • Sal marina a gusto
  • Pimentón dulce a gusto.

Preparación:

Enjuaga bien los garbanzos bajo el chorro de agua del grifo. Escúrrelos y échalos todos en el vaso de la batidora. Añade a los garbanzos el diente de ajo pelado y cortadito, el zumo de limón, las 2 cucharadas de tahini, una cucharada de aceite de oliva virgen, medio vaso de agua y sal marina a gusto. Bate hasta que se forme una mezcla cremosa y con cuerpo. No te pases con el agua, que si no se queda muy líquido (es preferible que falte e ir agregando y no pasarse al comienzo).

Echa el hummus en un plato hondo, y condimenta con el pimentón dulce.

Se puede acompañar con verduras cortadas, como zanahoria y apio. Y sino con el clásico pan de pita. Puedes decorar con una ramita de perejil.

Te super recomiendo preparar esta receta, fácil, rica y muy nutritiva!! :):)

 

Propiedades de los garbanzos: http://www.botanical-online.com/garbanzospropiedadesalimentarias.htm

Propiedades del tahini: http://www.botanical-online.com/medicinalstahini.htm

 Salud!

Y a comer!

Un abrazo, Natalia


Deja un comentario

Recetario Vegano_Receta 4

bati

Época de batidos!!!

BATIDOS NATURALES 

Se aproxima el buen tiempo y con ello las ganas de unos buenos refrescos y por qué no, en forma de sanos batidos naturales. ANÍMATE!!!, Super fáciles de preparar, beneficiosos para nuestra salud y riquísimos!!!! Ñam Ñammmm!!!!

Batido de albaricoque y naranja

 Ingredientes:

200 g de albaricoques, 200 g de naranjas, varios hielos.

Preparación:

Lavar los albaricoques y cortarlos en dos quitándoles el hueso. Pelar las naranjas y separar los gajos, ponerlos en la licuadora hasta que se conviertan en líquido y echar los hielos. Conservar en el frigorífico hasta el momento de tomarlo.

 

Batido de fresa y plátano

 Ingredientes:

6 fresas, 2 plátanos pelados y cortados, un vaso de leche de soja o arroz.

Preparación:

Pon todos los ingredientes en la batidora y bátelo un par de minutos.

 

Batido de fresa y sandía

 Ingredientes:

1 rodaja grande de sandía, 6 fresas, una cucharada de miel (opcional).

Preparación:

Quita las semillas de la rodaja de sandía. A continuación quítale las hojas a las fresas, lávalas y échalo todo en un vaso alto junto con la miel. Bátelo durante un par de minutos.

 

Batido de melón y pera

 Ingredientes:

1 rodaja grande de melón, 2 peras y 1 cucharada de miel (opcional).

Preparación:

Pela la rodaja de melón y córtala en trozos. Haz lo mismo con las peras. Pon todos los trozos de fruta en la batidora junto con la cucharada de miel y bátelo un par de minutos.

 

Batido de piña y plátano

 3 rodajas de piña, 2 plátanos pelados y cortados, 1/2 vaso de leche de soja, miel (opcional). Pon todos los ingredientes en la batidora y bátelos un par de minutos.

 

Batido de manzana

 5 manzanas, nata de soja, limón, agua y miel.

Pela y quita el corazón de las manzanas. Cuece bien las manzanas en trozos con un limón exprimido y, una vez hechas, tritúralas en la batidora. Añade la nata de soja cuando se haya hecho una pasta. Bate de nuevo hasta que haga espuma y añade miel a gusto.

 

Que aproveche!!!

Salud! Natalia

 

 


1 comentario

Hipócrates, el padre de la medicina naturista

Hipócrates

Hoy me vengo con un poco de historia..

Para los que no lo conozcan, HIPÓCRATES, EL PADRE DE LA MEDICINA.

Hipócrates nació en la Isla de Cos en el año 460 antes de Cristo. Sabio, filósofo y médico griego considerado como el Padre de la medicina.

Hipócrates valoró la enfermedad desde el punto de vista humano, naturalista, basándose en la atenta observación clínica y completamente desprovisto de connotaciones religiosas, supersticiosas o mágicas. Sostenía que había una causa natural para las enfermedades y proponía cambios en la dieta y el estilo de vida para recuperar la salud.

Hipócrates estableció unos principios fundamentales para lo que él llamaba “el arte de curar” y el modo de entender la salud y la enfermedad, que han sido secundados y ampliados a lo largo de los años por los seguidores de la Medicina Natural o Hipocrática y que nos sirven de base para comprender los fundamentos de la Naturopatía.

Los principios fundamentales de la Naturopatía se pueden resumir atendiendo a los principales Aforismos Hipocráticos:

  1. “Primum non nocere”, “Ante todo no dañar”Curar sin dañar debe ser la primera norma del naturista. Existen varias disciplinas terapéuticas que pueden ser utilizadas por la Naturopatía. Pero un principio básico es que no sean agresivas, que no hagan daño. Si una técnica, remedio o sustancia terapéutica tiene efectos secundarios o produce daños colaterales, entonces no se ajusta a los principios básicos de la Naturopatía.
  2. Respetar el “Vis naturae medicatrix”, es decir dejar actuar a la naturaleza, la capacidad autocurativa del organismo. Se debe dejar obrar a la Naturaleza. La fuerza curativa o energía vital o fuerza curativa siempre tiende a la homeostasis. La homeostasis es la condición por la cual el medio interno del organismo permanece relativamente constante, dentro de los límites fisiológicos. La enfermedad constituye el esfuerzo de la naturaleza hacia la curación. Ante la enfermedad, lo mejor es no hacer nada, pero inteligentemente.
  3. “Que tu alimento sea tu medicina y tu medicina tu alimento”. Los alimentos “curativos”, son en realidad los que le corresponden al hombre por su adaptación biológica: frutas, vegetales, bayas y raíces en su estado natural, crudos, tal como nos lo presenta la naturaleza. Son éstos, alimentos naturales, refrescantes, vitalizadores, livianos, de fácil digestión, intrínsecamente sanos y por lo tanto saludables. Y si son saludables, si sirven para conservar la salud, son también “medicina” que produce necesariamente un efecto curativo, ya que, “lo que da la salud, cura la enfermedad”.
  4. De entre todos los remedios, elegid siempre el más sencillo, el más inocuo. Luego habrá tiempo en caso de necesidad de subir de dosis o dar algo más potente.
  5. En términos generales, lo que evita la enfermedad, la cura y lo que la cura, la evita. Me refiero en este sentido a los factores que rigen la salud, como la dieta correcta o nutrición óptima, el ejercicio, el reposo, los estímulos naturales como el agua fría, aire puro, sol, aire. Para Hipócrates, el enfermo lo es porque se ha alterado la mezcla de sus humores y la “enfermedad” no es sino “una crisis durante la cual el organismo adopta una posición defensiva buscando la eliminación de los humores que le perjudican”. El término “humores” es lo que hoy en día la corriente higienista llama “toxemia, ensuciamiento”.

La salud le es natural al hombre desde su origen y nacimiento. Existe en nuestro organismo una fuerza vital que trabaja por el todo y por las partes y que es a la vez una y múltiple. “El arte de conservar la energía vital”.

“La enfermedad es fruto de transgresiones a las leyes de la conservación natural de la salud. La naturaleza tiende a conservar en nuestro cuerpo la vida en salud”.

“Nadie cae enfermo bruscamente y en cualquier momento, sino que es producto de la acumulación de causas que motivan el estallido sintomatológico de una enfermedad”.

La enfermedad es un proceso, más que un estado, y su estallido no un comienzo, sino el final de una desviación de lenta y larga elaboración.

Una máxima de la Naturopatía:

“No hay enfermedades, solo hay enfermos”.

Un abrazo,

Natalia


2 comentarios

Es lunes, comienzo la DIETA?

dieta

Porque lo fundamental es querernos 🙂

Esta frase se repite constantemente entre la gente que necesita comenzar una dieta. Y como hoy es lunes, voy a hablar de ello…

La ansiedad y el estrés que nos provoca el hecho de que vamos a tener que cambiar nuestros hábitos alimenticios nos echa para atrás y cualquier excusa es buena para postergarla unos días más. Sin embargo cuanto más la posponemos más nos enfadamos con nosotros mismos.  Si nos ponemos a pensar ¿qué tiene en especial el “lunes”, que no lo tenga el “jueves”?, objetivamente sabemos que nada. Nuestro cuerpo como tal no sabe en qué día vive. A nuestro aparato digestivo le da igual que sea fin de semana o mediados de semana. El no es una entidad separada con pensamiento propio. Somos nosotros, ese conjunto de pensamientos, sentir y hacer. Y es en estos momentos donde tenemos que ser claros y no auto engañarnos. Nuestro estómago no entiende de lunes o martes. Todo pasa por nuestros deseos y nuestra voluntad. Fijar las pautas de lo que queremos en nuestra vida es fundamental en estos momentos. Lo ideal es centrarnos en nuestra salud, no empezar una dieta porque no cuadremos con el canon de estética y belleza de las publicidades de “El Corte Ingles”. Tenemos que ser lo suficientemente adultos y responsables de entender que ese no es el problema. Los medios de comunicación hacen una labor comercial, donde lo bello y lo bonito vende más. Es así de simple. Entendiendo estos conceptos y formas de actuar y manipular de la sociedad moderna, entendiendo que nos preocupamos demasiado por satisfacer las necesidades compulsivas de nuestro ego, potenciadas por todo este sistema y teniendo la tendencia de siempre compararnos con el otro, que  tiene mejor cuerpo o es más guapo o lo que sea, pues todo eso en realidad nos tendría que, básicamente resbalar. Ahora bien, ¿por qué no nos resbala?, esa es otra cuestión. Habrá que trabajar entonces aspectos de nuestra personalidad, inseguridades, temores, etc.
El problema aquí y me centro, es nuestro cuerpo, que nos acompañará hasta nuestro último día. Si no lo cuidamos, si no lo atendemos tarde o temprano nos pasará factura. Cuanto antes cambiemos nuestros hábitos alimenticios, cuanto antes consigamos estar en nuestro peso ideal, más tiempo de sentirnos bien con nosotros mismos disfrutaremos. ¡No lo desaprovechemos!
Cuando iniciamos una dieta tenemos que ser conscientes de que lo hacemos por nuestra salud integral (físico y mente). Lo más importante es cambiar el chip mental y ponernos pautas de auto conducta. Y ser conscientes del presente y estar atentos a nuestros pensamientos y acciones para no dejarnos tentar por la comida. Ir a las raíces de nuestros hábitos. Dejar de comer por ansiedad, entender que el alimento sirve para alimentarnos, para obtener energía para poder realizar nuestras actividades diarias. Ser conscientes de que somos lo que comemos. Igual que cuando le echamos gasolina de calidad a nuestro coche, responderá bien, pues igual funciona nuestro cuerpo. Si lo que le damos es justamente lo que necesita, responderá bien, sino siempre tendrá algo, molestias, sobrepeso, dolores, infecciones etc.
¿Que comer?
Un cuerpo con sobrepeso lo primero que necesita es una desintoxicación. En este caso hígado e intestinos suelen estar bastante saturados. Lo que primero conviene hacer en estos casos es intentar hacer por unos días una dieta de desintoxicación, basada en alimentos crudos, frutas y verduras y beber bastante agua. Reducir la ingesta de proteínas y dejar por completo los alimentos procesados, fritos, grasos y dulces.
Posteriormente se inicia lo que sería un plan de alimentación diseñado de forma individual, teniendo en cuenta las posibles carencias que pueda tener el paciente. El apoyo de suplementación ortomolecular ayuda a neutralizar radicales libres, excesos de toxinas y nos garantiza un aporte de nutrientes óptimo para nuestro organismo.
La dieta se basa fundamentalmente en frutas, verduras, cereales, legumbres, pescados, algas, frutos secos, semillas y carnes blancas.
Esta dieta que propongo la estoy realizando con varios pacientes, y todos ellos con buenos resultados. Todos comentan sobre todo la energía que han conseguido, y como van notando la pérdida de masa corporal, lentamente y de forma saludable. Cuando los kilos se pierden de esta forma, el organismo de estabiliza en un peso óptimo. El cuerpo encuentra el equilibrio y el peso se mantiene. Se aprende a comer, y luego ciertos hábitos que al principio resultan imposibles de modificar, luego ya se hacen tan habituales que no apetece volver a lo anterior. Cuando logramos ese equilibrio con nosotros mismos, nos podemos dar realmente por satisfechos.
Ponte en contacto conmigo y verás cómo no es complicado. Tu cuerpo te lo agradecerá incluso a corto plazo.  Te animo a que lo intentes.

Un abrazo, Natalia.